Hello. Write your message here. Politica de Coockies

Arrow up
Arrow down

PLAN DIOCESANO DE EVANGELIZACION (PDE)

COMUNIÓN Y MISIÓN EN EL ANUNCIO

DE LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO

Venid a:

  • Mejorar nuestra pertenencia eclesial
  • Descubrir las tareas principales que hemos de realizar como miembros vivos de la Iglesia para

anunciar el Evangelio.

  • Discernir y proyectar acciones evangelizadoras.
  • Asumir compromisos personales y comunitarios.
  • Hacerlo en comunión.
  • Y desde el núcleo central que nos regaló Nuestro Señor Jesucristo: Siendo discípulos misioneros,

“Id y anunciad el Evangelio”.

¿A quiénes invitamos a venir?

  • A todos los cristianos, porque todos son anunciadores del Evangelio: “¡Que hermosos son los

pies de los que anuncian la Buena Noticia del Bien!” (Rm 10, 14,15).

  • Invitamos a:

ü Todos los miembros de todos los Consejos Pastorales Parroquiales.

ü Todos lo que frecuentan la comunidad y se reúnen en el día del Señor.

ü Quienes conservan una fe católica y la expresan de diversas maneras.

ü Todos los grupos que participan activamente en las tareas pastorales y misioneras de la

Parroquia. Responsables y colaboradores de los sectores pastorales: Caritas, infancia y

juventud, matrimonio y familia, mayores, enfermos, misiones, vocaciones, catequistas,…

cofradías y asociaciones de piedad popular.

ü Los miembros de las Asociaciones y Movimientos laicales que enriquecen la Iglesia.

ü Los Institutos de Vida Consagrada (IVC) y a las Asociaciones laicales que colaboran con ellos.

ü Los docentes de los Centros Educativos Cristianos y de otros Centros en los que puedan

reunirse los cristianos.

¿Cómo vamos a caminar?

  • Con un grupo reducido de miembros (un máximo de 15)
  • En este grupo han de experimentar las características principales de toda comunidad cristiana:

fraternidad, corresponsabilidad y unidad en la diversidad.

  • En el grupo habrá uno que se elija como animador. Su misión es:

ü Guiar: Convocar sesiones, promover la participación, cuidar del desarrollo de las reuniones

ü Tejer vínculos: Relacionar aportaciones, sintetizar, hacer propuestas.

ü Explicar: Ofrecer claves de lectura, dar pistas, señalar núcleos importantes

ü Representar al grupo ante la comunidad y entregar la síntesis de cada uno de los temas y las

conclusiones de los mismos al sacerdote.

  • El pastor de la comunidad supervisa la marcha del grupo, preside cuando hay celebraciones

litúrgicas, acompaña personalmente a los miembros del grupo, anima la inserción en la

comunidad y acoge las propuestas del grupo para presentarlas al Arcipreste y ponerlas en

común con todas las aportaciones de las comunidades que formen el Arciprestazgo.

  • En el grupo se elegirá un secretario que anotará las propuestas que se hagan en cada reunión.
  • Todo lo haremos integrados en el seno de la comunidad parroquial en la que puede haber

también otras instituciones de la Iglesia que tienen su carisma y sus compromisos.

 

Caminamos para salir:

  • Con una confianza ciega en el Señor.
  • Con una amistad sincera con Dios que nos hace descentrarnos de nosotros mismos, sabiendo

que amar es darse.

  • Con el atrevimiento de llegar y entregar la luz del Evangelio a todos los hombres, en todas sus

situaciones, en los lugares donde viven y en las periferias existenciales y geográficas que

necesiten la luz del Evangelio.

  • Salimos acompañados por Jesús, sabiendo que Él nos ha dicho: “ Y sabed que yo estoy con

vosotros todos los día, hasta el final de los tiempos” (Mt 28, 20)

  • Salimos para hacer la misión con pasión por Jesús y por su pueblo, haciéndolo desde la cercanía,

escuchando sus voces, sus necesidades, con misericordia, dulzura y respeto, asumiendo el

dinamismo misionero para llegar a todos sin excepciones.

 

El camino, para acompañar a los hombres y para tomar decisiones importantes en este acompañamiento, lo queremos hacer guiados por la palabra de dios. La metodología de nuestro trabajo será la lectio divina.

 

  • Toda la evangelización debe alimentarse de la Palabra de Dios, está fundada sobre ella; por eso

hay que escucharla, meditarla, vivirla, celebrarla y testimoniarla.

  • Comenzaremos nuestros encuentros con una oración, siempre será la misma: una invocación al

Espíritu Santo.

  • La Lectio Divina tendrá estas partes:

ü Escuchamos:

- Lectura del texto bíblico.

- Breve análisis del texto, situación.

- La palabra nos interpela.

ü Reflexionamos:

- Exposición del tema.

- Preguntas para el diálogo.

- Para profundizar en el tema.

ü Oramos juntos.

ü Actualizamos:

- Situación de nuestra Parroquia, de nuestra institución.

- Propuestas de mejora.

- Compromisos personales.

  • Modo de llevar a cabo el Plan Diocesano de Evangelización:

ü Se trata involucrar y de hacer posible que participe en la realización de este plan todo el

pueblo de Dios.

ü Cada año se profundizará en un tema, y se irán tomando conclusiones y decisiones según se vayan estudiando por los grupos aspectos diversos del tema propuesto.

ü Se irán entregando las conclusiones de los grupos al sacerdote.

ü Estas conclusiones se pondrán en común en los Arciprestazgos por parte de todos los

sacerdotes y se hará una síntesis de las mismas con las propuestas pastorales concretas que

hayan ido realizando los grupos.

ü Los Arciprestes se las irán entregando a los Vicarios territoriales

ü Los Vicarios con los Arciprestes verán qué propuestas tienen que entregar al Arzobispo.

ü El Arzobispo lo presentará al Consejo ampliado de la Diócesis: Vicarios, Delegados, CONFER,

FERE – Escuelas Católicas y representantes laicos para determinar lo que se presenta al

Consejo de pastoral y tomar las decisiones de qué propuestas asumimos para llevarlas a

cabo en la Diócesis ese año.

Plan diocesano de evangelización: “comunión y misión en el anuncio de la alegría del evangelio hoy”:

 

  • Primer año: “Transformación misionera de la Iglesia en Madrid”

ü Provocar en los creyentes un dinamismo de salida.

ü Hacer posible que los discípulos tengan una alegría misionera.

ü Vivir una intimidad itinerante.

ü Hacer de los cristianos discípulos que se involucran, acompañan, fructifican y festejan.

  • Segundo año: “Desafíos, tentaciones y búsqueda del espíritu verdadero del evangelizador”.

ü Vivir en estado permanente de conversión.

ü Renovarse asumiendo la fidelidad a Cristo que nos llama a una permanente reforma.

ü Reformar estructuras para que siempre sean misioneras.

ü Descubrir la novedad que tiene que tener la Parroquia y la amplitud de la misma.

ü Todas las instituciones eclesiales unidas en torno a la misión de la Iglesia formulada en la

parroquia aportando su fervor evangelizador y su capacidad de diálogo con el mundo.

ü Vivir desde el corazón del Evangelio, concentrándonos en lo esencial, en lo bello, en lo más

grande y en lo más necesario.

ü Hacer de la Iglesia, madre de corazón abierto.

  • Tercer año: “el Pueblo de dios que vive en Madrid anuncia el Evangelio y descubre la

repercusiones personales y sociales.

ü Salir a ofrecer a todos la vida de Jesucristo.

ü Oír sin cansarnos lo que nos dice Jesús: “¡Dadles vosotros de comer!”

ü Ver dónde se produce la crisis de la comunidad cristiana

ü Desafíos que tenemos en nuestra Archidiócesis de Madrid: ataques, indiferencias, desencantos, reduccionismos a lo privado, la familia, el matrimonio, los jóvenes, la infancia,

la cultura no evangelizada del pueblo, la presencia de Dios en la ciudad, la nueva época que

se está gestando.

ü Tentaciones que tenemos los cristianos, y aportes que la Iglesia puede hacer en el momento actual.

ü Vivir una espiritualidad misionera.

ü Presencia en los medios de comunicación social.

ü Fervor y audacia que genera la relación con Jesucristo.

ü Todo el Pueblo de Dios. Un pueblo para todos, un pueblo con muchos rostros, un pueblo en

el que todos son discípulos misioneros. Anunciando el Evangelio el Evangelio: sacerdotes,

miembros de la vida consagrada, laicos cristianos.

ü Todos al servicio de la comunión, haciendo posible que ardan los corazones de los hombres.

ü Dimensión social de la evangelización: tareas urgentes.